EL POAIG

Ante el expolio y devastación del paisaje que sufría esta tierra con la tala de olivos milenarios, Manuel Arnau y Joaquim Solano decidieron crear El Poaig cuyo principal objetivo era y es salvar a los olivos milenarios de la tala poniendo en valor su aceite, el paisaje y las gentes que los trabajan desde hace generaciones.

El valor de un olivo milenario es incalculable y debe ser preservado en su entorno, el valor de la gente que lo trabaja durante generaciones es también incalculable y debe ser preservado en el lugar donde tiene razón de ser, El Maestrat, la tierra de los olivos milenarios.
El Poaig es el nombre con el que se conoce  el trozo de tierra de donde sacaba la abuela Carmen (la abuela de Joaquim) las olivas para, en otoño, convertirlas en delicioso aceite.

Tras estudiar, hablar, comparar y analizar Manuel y Joaquim crearon El Poaig, el aceite de oliva procedente de olivos milenarios,
porque amamos los olivos.