El Poaig

olivos milenarios

Ante el expolio y devastación del paisaje que sufría esta tierra con la tala de olivos milenarios, Manuel Arnau y Joaquim Solano decidieron poner todo su esfuerzo en crear El Poaig. Su principal objetivo es dar valor a la producción de esos monumentos de la naturaleza. El valor de un olivo milenario es incalculable y debe ser preservado en su entorno.

El Poaig se llama  el trozo de tierra de donde sacaba la abuela Carmen (la abuela de Joaquim) las olivas para, en otoño, convertirlas en delicioso aceite.

Aceite de olivo milenario

El Poaig se llama  el trozo de tierra de donde sacaba la abuela Carmen (la abuela de Joaquim) las olivas para, en otoño, convertirlas en delicioso aceite.

Tras estudiar, hablar, comparar y analizar Manuel y Joaquim crearon El Poaig, el aceite de oliva procedente de olivos milenarios producido con inmenso amor a esta tierra.
Su idea de base era “amamos los olivos”

Las Fargas

olivo milenario el poaig

La farga es una variedad de olivo que se caracteriza por su porte monumental y su tronco retorcido fruto de la batalla contra el clima. Este factor, el clima (a veces seco y frio), ha moldeado a estos árboles que han resistido hasta nuestros días en plena producción. Para determinar su edad se mide el perímeto de su tronco a 1,5 metros de altura. Dicho perímetro debe tener entre 4 y 15 metros para certificar que el olivo es milenario. Su fortaleza y su capacidad de absorber del suelo calcáreo todos sus nutrientes confiere a estos aceites un carácter excepcional. Árboles de entre 1000 y 3000 años de antigüedad que en El Poaig cuidamos como un tesoro. Las fargas milenarias son árboles protegidos por la ley de patrimonio arbóreo de la Comunitat Valenciana gracias a la lucha de la gente de El Maestrat.

El Maestrat

El Maestrat

Paisaje de suaves colinas dibujadas por majestuosos olivos milenarios que vigilan las tierras de El Maestrat desde hace más de 3000 años. Primero los fenicios. Luego las legiones romanas atravesando por la Vía Augusta. Tierra de papas que vio el final del cisma de Occidente. Bosques de pinos y encinas acompañan a nuestros olivos. Laderas púrpura de romero y lavanda. Manos labradas por el tiempo recogiendo con esmero las preciadas aceitunas. Piel trabajada por el sol y el viento que ha dado forma a los olivos milenarios. Olivos y gentes que son uno con la tierra desde hace milenios. ElValle de los olivos milenarios.

El Poaig es Historia, es salud, tradición, respeto, lujo y amor a la tierra de las fargas milenarias y a sus gentes.